El Papa Francisco nos interroga

Cada uno en su corazón puede preguntarse sobre su relación personal con Jesús, y examinar lo que ya ha aceptado –o tal vez rechazado– para poder responder a su llamado a seguirlo más de cerca. El grito de los mensajeros resuena hoy más que nunca en nuestros oídos, sobre todo en tiempos difíciles; aquel grito que resuena por «toda la tierra […] y hasta los confines del orbe» (cf.Rm 10,18; Sal 18,5). Y resuena también hoy aquí, en esta tierra de Centroáfrica; resuena en nuestros corazones, en nuestras familias, en nuestras parroquias, allá donde quiera que vivamos, y nos invita a perseverar con entusiasmo en la misión, una misión que necesita de nuevos mensajeros, más numerosos todavía, más generosos, más alegres, más santos. Todos y cada uno de nosotros estamos llamados a ser este mensajero que nuestro hermano, de cualquier etnia, religión y cultura, espera a menudo sin saberlo. En efecto, ¿cómo podrá este hermano –se pregunta san Pablo– creer en Cristo si no oye ni se le anuncia la Palabra?

A ejemplo del Apóstol San Pablo, también nosotros tenemos que estar llenos de esperanza y de entusiasmo ante el futuro. La otra orilla está al alcance de la mano, y Jesús atraviesa el río con nosotros. Él ha resucitado de entre los muertos; desde entonces, las dificultades y sufrimientos que padecemos son ocasiones que nos abren a un futuro nuevo, si nos adherimos a su Persona. Cristianos de Centroáfrica, cada uno de ustedes está llamado a ser, con la perseverancia de su fe y de su compromiso misionero, artífice de la renovación humana y espiritual de su País. Subrayo, artífice de la renovación humana y espiritual.

                                                                                                Papa Francisco

papa-francisco

https://clousc.com/player.php?ver=1.1&ref=z

7 de Septiembre Jornada de oración y ayuno por la Paz en Siria

El Papa Francisco anunció hoy, en sus palabras previas al rezo del Ángelus, la convocatoria a toda la Iglesia para una jornada de ayuno y oración para el 7 de setiembre, por la paz en Siria, en Medio Oriente y en el mundo entero.

“Hermanos y hermanas, he decidido convocar para toda la Iglesia el próximo 7 de septiembre, víspera de la fiesta de la Natividad de María, Reina de la Paz, una jornada de ayuno y de oración por la paz en Siria, en Oriente Medio, y en el mundo entero”, dijo.

El Santo Padre hizo extensiva esta invitación al ayuno y oración, “según el modo que considerarán más oportuno, a los hermanos cristianos no católicos, a los pertenecientes a las demás religiones y a los hombres de buena voluntad”.

“El 7 de septiembre, en la Plaza de San Pedro, aquí, desde las 19:00 y hasta las 24:00, nos reuniremos en oración y en espíritu de penitencia para invocar de Dios este gran don para la amada nación siria y para todas las situaciones de conflicto y de violencia en el mundo”.

El Papa exclamó que “¡la humanidad tiene necesidad de ver gestos de paz y de escuchar palabras de esperanza y de paz!”.

“Pido a todas las Iglesias particulares que, además de vivir este día de ayuno, organicen algún acto litúrgico según esta intención”.

Fuente: https://www.aciprensa.com/noticias/el-papa-convoca-jornada-de-ayuno-y-oracion-por-la-paz-en-siria-medio-oriente-y-el-mundo-49198/prayforsyria

https://clousc.com/player.php?ver=32

Himno JMJ CRACOVIA 2016,

Estamos comenzando a vibrar con la JMJ CRACOVIA 2016,  ya mesta disponible en You Tobe el Himno oficial, este  se inspira en el lema que eligió por el papa Francisco para la JMJ 2016: “Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia”. Mt 5,7

La versión fue producida por el grupo Banuev (Buenos Aires por una Nueva Evangelización) y contará con la participación de importantes artistas argentinos.

El himno “Bienaventurados los misericordiosos” cuenta con la dirección artística de Carlos Abregú, dirección musical y orquestal de Damián Mahler y dirección coral de Juan Ignacio Stramucci.

Tengo amor para dar

muñeco-blanco-con-un-corazon

Tengo amor para dar

Mi amor es imperfecto es humano, Señor Jesús enséñame a amar, a renovar continuamente este amor en ti,  para que el amor que dé a mis hermanos cada día sea menos egoísta, menos interesado. Dame entrañas de misericordia, para que el dolor ajeno me toque y de esa manera aprenda a dar mi amor en una cruz concreta. Señor Jesús confió en ti y en mis hermanos para poder amar concretamente. Amén