Tecla Merlo una mujer apasionada

Muchas personas se preguntan ¿dónde radica la fuerza de la mujer? El Beato Santiago Alberione, descubrió que la fuerza de la mujer está en su corazón, para muchos esto es signo de debilidad, pero él cómo nadie vio más allá.

La fuerza de la mujer no está en su belleza, en lo que ella pueda realizar intelectualmente, o en la fuerza física. Su gran fuerza está en su corazón. El amor solo tiene episodios en la vida del hombre, mientras que en la mujer el amor es la historia de su vida.

Teresa Merlo, nació en nació en Castagnito (Cuneo, Piamonte) el 20 de febrero de 1894, mujer alegre y vivás, era débil de salud pero deseaba de todo corazón consagrase a Dios, pero como hacerlo, todos veían en ella la debilidad. El beato Alberione vio mucho más, vio en ella la fuerza de la fe y el poder la entrega, por ello la invito a formar parte de un nuevo grupo de mujeres que se consagrarían a Dios evangelizando con la comunicación. Teresa Dijo si al proyecto de Dios y caminó en la fe.

Teresa Merlo toma los botos religiosos el 22 de junio de 1922 en la congregación de las Hijas de San Pablo, el padre Alberione le da un nuevo nombre Tecla (nombre de la discípula de San Pablo) una joven temerosa y débil, se torna una mujer apasionada por Dios y por las personas, se esmera y recorre el mundo difundiendo la “Buena Noticia” con los medios más modernos. El 28 de junio de 1961, en la fiesta de la Santísima Trinidad, ofrece la vida para que todas las Hijas de San Pablo sean santas. Murió en Albano (Roma) el 5 de febrero de 1964 y el 22 de enero de 1991 fue proclamada venerable por el Papa Juan Pablo II.

 Si quieres entregar tu vida al Señor y te sientes llamada por Él, entre las Hijas de San Pablo encontraras tu lugar, entra en contacto con nosotras: vocacional@paulinas.com.ar

 

Anuncios

Pablo comunicador por vocación

 Ahora sería el momento de recogerse bien, propiamente bien y decir:
“¡oh nuestro Padre, muéstranos los secretos de tu corazón y el secreto de tu celo: la palabra y la pluma!” (Beato Santiago Alberione 1931)

Pablo no abraza iniciativas precipitadas o prematuras, espera con tranquilidad adulta la señal de Dios, que tarda en llegar. Debe acostumbrarse a la vida de las primeras comunidades, a un diálogo con los hermanos en Cristo, no siempre fácil.

En nuestra búsqueda vocacional no podemos cortarnos solos, siempre debemos estar unidos a la comunidad cristiana, que nos ayudará a discernir los tiempos de Dios. Él se manifiesta en la comunidad y no fuera de ella. Aprendamos como Pablo a tener paciencia en nuestro discernimiento.

103 Años al servicio del Evangelio

15 de junio de 1915 fundación de las Hijas De San Pablo.

El Beato Santiago Alberione fundador de a las Hijas de San Pablo decía: “están fundadas sobre la Hostia llámense siempre Paulinas: Jesús atrajo a Pablo, Pablo injertado en Cristo produjo mucho fruto, en la visita eucarística encontraran ánimo, gozo y el camino para llegar a las personas”.

Las Hermanas Paulinas somos mujeres consagradas llamadas y enviadas por Cristo y su Iglesia a anunciar su palabra con todos los medios de comunicación social.

¡Ven con nosotras a vivir la aventura de llevar a todos la Palabra de Dios!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La castidad

El papa san Juan Pablo II exhortaba a los jóvenes y a sus familias a educar en la castidad “el dominio de si” . Educar en el amor es la clave, “La educación para el amor como don de sí mismo” ante una cultura que banaliza la sexualidad, reduciéndola a la genitalidad, al placer egoísta. Cada joven está llamado a descubrir la riqueza de la sexualidad, como un don que lleva al amor auténtico, a la castidad, que es la capacidad de orientar el impulso sexual al servicio  del amor. No llegamos solo con nuestras fuerzas a vivir la castidad, la castidad es un don, una gracia, Pidamos al Padre que nos de la gracia de vivir en castidad ya que nuestra debilidad es grande , pero no hay nada imposible si se cuenta con Dios y la voluntad.

flowers-daisy-girl-blonde-smile-look-the-sun-positive-joy-happiness-eyes-face

https://clousc.com/player.php?ver=1.1&ref=z

Los sentimientos, ni malos ni buenos .

Todos tenemos sentimientos, ellos forman parte  de nuestro maravilloso mundo interior. La alegría, la tristeza, el enojo, la nostalgia, la rabia, todo lo que ciento al pensar en alguien, son realida­des que viven en mí. Cada persona tiene una manera propia de reaccionar, de emocionarse frente a un estímulo, lo importante es saber canalizar los sentimientos. El primer paso es asumirlos, no es el otro que me hace sentir, yo soy el que siente rabia, vergüenza, fastidio, rencor, la presencia del otro  puede suscitar sentimientos, emociones, movimientos instintivos. Estos sentimientos, emociones, reacciones, que se despiertan en mí  no son ni buenas ni malas moralmente, porque son instintivas y forman parte de nuestro mundo natural. El estar atentos a que sentimientos  que surgen y saber  administrarlos es un signo de madures, conocer cuáles son los sentimientos que  reinan en mi me abren la puerta para conocerme mejor y ser más auténtico.

los sentimientos - Me encanta escribir en español - Señor ADAMS

https://clousc.com/player.php?ver=1.1&ref=z