Ser hermana Paulina

¿Cómo puedo ser hermana Paulina?

El llamado a ser hermana Paulina nace de un encuentro personal y profundo con Cristo Maestro.  Muchas veces discernir la vocación no es fácil, es natural tener dudas, preguntas y miedos. Por eso es muy importante realizar un llamado vocacional con una hermana que pueda acompañarte. También es necesario tener más de 18 años para ingresar a la Congregación.

¿Qué es el camino de formación?

Para ser deportista uno debe entrenar duro, para ser un profesional estudiar, para tocar un instrumento musical se requiere muchas horas de práctica. Para ser hermana también es importante estudiar, formarse y vivir la vida Paulina. Por eso las Congregaciones tienen etapas de formación donde la joven es acompañada por una hermana. Cada momento nos ayuda a crecer y madurar nuestra opción vocacional. Las etapas de formación son:

Aspirantado: Es el Tiempo del paso de la familia a la comunidad en la experiencia de la vida y misión paulina.

Postulantado: Se profundiza la historia de vida personal, se verifican las motivaciones vocacionales para seguir dando una respuesta libre y feliz al llamado de Jesús en este estilo de vida.

Noviciado: En esta etapa se vive una relación vital con la persona de Jesús Maestro, Camino, Verdad y Vida, en preparación a la consagración religiosa paulina.

Juniorado: Es la etapa de la formación apostólica y profesional que ayuda a la joven religiosa a responder a los desafíos de la vida y misión paulina.

Profesión Perpetua: Se trata del “¡Sí!”,de la madurez y entrega total a Dios para toda la vida. Es la etapa de formación continua y de la entrega definitiva en la vida religiosa paulina.

vocacional3¿El nombre de las hermanas es paulinas o Hijas de San Pablo?

Nuestro nombre de Congregación nace de nuestra relación con san Pablo Apóstol. Nuestro Fundador siempre consideró que san Pablo apóstol era nuestro modelo no solo como misioneras, sino también en su relación con Cristo. Se cuenta que las primeras hermanas siempre llevaban el cuadro de san Pablo y por eso la gente comenzó a llamarlas Hijas de San Pablo. Paulinas es el nombre de nuestra editorial en todo el mundo. Por eso mucha gente nos conoce con ese nombre.

¿Cuántos votos hacen las hermanas Paulinas?

Las hermanas vivimos tres votos: obediencia, pobreza y castidad. Buscamos vivirlos no por los votos en sí, sino para imitar mejor a Jesucristo.

Pobreza: antiguamente este voto tenía la intención de alejar la mente y el corazón de la persona de la búsqueda de riquezas y bienes mundanos. En la práctica, hoy se convirtió en un voto sobre compartir y tener cosas en común. Muchos de los que viven el voto de pobreza enfatizan su compromiso con la vida sencilla, teniendo solamente lo necesario.

Castidad: la idea básica detrás de la castidad es una búsqueda por expandir el amor: la devoción de la mente y el corazón hacia Dios y hacia las personas que acompañan en el ministerio, los miembros de la propia comunidad y hasta el mundo en general.

Obediencia: el voto religioso de obediencia es el compromiso público, aceptado como tal por la Iglesia, de recibir la voluntad de Dios como único criterio de vida, discernida e interpretada a través de múltiples mediaciones humanas y, de modo particular, por medio de los superiores, en sus distintos grado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s