Tecla Merlo una mujer apasionada

Muchas personas se preguntan ¿dónde radica la fuerza de la mujer? El Beato Santiago Alberione, descubrió que la fuerza de la mujer está en su corazón, para muchos esto es signo de debilidad, pero él cómo nadie vio más allá.

La fuerza de la mujer no está en su belleza, en lo que ella pueda realizar intelectualmente, o en la fuerza física. Su gran fuerza está en su corazón. El amor solo tiene episodios en la vida del hombre, mientras que en la mujer el amor es la historia de su vida.

Teresa Merlo, nació en nació en Castagnito (Cuneo, Piamonte) el 20 de febrero de 1894, mujer alegre y vivás, era débil de salud pero deseaba de todo corazón consagrase a Dios, pero como hacerlo, todos veían en ella la debilidad. El beato Alberione vio mucho más, vio en ella la fuerza de la fe y el poder la entrega, por ello la invito a formar parte de un nuevo grupo de mujeres que se consagrarían a Dios evangelizando con la comunicación. Teresa Dijo si al proyecto de Dios y caminó en la fe.

Teresa Merlo toma los botos religiosos el 22 de junio de 1922 en la congregación de las Hijas de San Pablo, el padre Alberione le da un nuevo nombre Tecla (nombre de la discípula de San Pablo) una joven temerosa y débil, se torna una mujer apasionada por Dios y por las personas, se esmera y recorre el mundo difundiendo la “Buena Noticia” con los medios más modernos. El 28 de junio de 1961, en la fiesta de la Santísima Trinidad, ofrece la vida para que todas las Hijas de San Pablo sean santas. Murió en Albano (Roma) el 5 de febrero de 1964 y el 22 de enero de 1991 fue proclamada venerable por el Papa Juan Pablo II.

 Si quieres entregar tu vida al Señor y te sientes llamada por Él, entre las Hijas de San Pablo encontraras tu lugar, entra en contacto con nosotras: vocacional@paulinas.com.ar

 

Anuncios

103 Años al servicio del Evangelio

15 de junio de 1915 fundación de las Hijas De San Pablo.

El Beato Santiago Alberione fundador de a las Hijas de San Pablo decía: “están fundadas sobre la Hostia llámense siempre Paulinas: Jesús atrajo a Pablo, Pablo injertado en Cristo produjo mucho fruto, en la visita eucarística encontraran ánimo, gozo y el camino para llegar a las personas”.

Las Hermanas Paulinas somos mujeres consagradas llamadas y enviadas por Cristo y su Iglesia a anunciar su palabra con todos los medios de comunicación social.

¡Ven con nosotras a vivir la aventura de llevar a todos la Palabra de Dios!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Dar amor

09

“Lleven el amor a muchas personas que lo esperan”

La idea fuerza que siempre debe animar  a las hijas de San Pablo son las personas, todas deben sentir el apremio, preocuparse por acercar a las personas a la vedad, llevarlas a Cristo. ¿Cuántas personas no escuchan nunca una buena palabra; no escuchan hablar de Dios…? ¿Quién las debe llevar a Dios, sino nosotras que hemos recibido tantas gracias del Señor y tenemos en las manos medios eficacísimos de apostolado? Tecla Merlo.

Mujeres asociadas al ministerio sacerdotal.

cropped-cropped-cabecera-21.jpg

Mujeres asociadas al ministerio sacerdotal.

Las hijas de San Pablo somos mujeres asociadas al ministerio sacerdotal, ya que fuimos dotadas del don de la Palabra y la  misión de darla a todos. La Iglesia es Maestra, san Pablo afirma, “Cristo  no me mandó a bautizar, sino a dar la Buena Noticia,” a proclamar la Fe, a sembrar y no a cosechar. Nuestros libros, tarjetas, CD, DVD, son la buena semilla que se esparce, semillas de fe, que dan luz a las mentes, “primero es necesario que tú creas, para con la fe veas a Dios”. Dejar sin uso el mayor don concedido al hombre es sepultar el don de Dios;  ningún pecado es posible si no se lo cultiva primero en la mente.

¿Cómo puedo descubrir mi vocación?

 

 

  1. suici_adoelcencia_caricatura¿Cómo puedo descubrir mi vocación?
  • La vocación no es algo evidente como una luz cegadora. No puedes pretender una seguridad absoluta, la vocación es como una aventura, algo que lleva riesgo.
  • La vocación es como un enamoramiento, donde todas las cosas que te rodean, que vives, que ves, que sientes son interpretadas desde el Amor, sólo Dios y sus signos serán tu única seguridad.
  • Dios te llama por medio de las urgencias del mundo, de esas necesidades que el hombre de hoy tiene. Entonces tendrás que salir de tus propios intereses para buscar los intereses de Dios.
  • La vocación en tu vida será poner en juego todo lo que tienes y lo que eres, no se puede restringir a “tiempos libres”; La vocación implica toda tu persona.
  • Como conclusión, para descubrir tu vocación, es necesario iniciar un camino donde te sensibilizarás ante el llamado de Dios, es decir, escucharás su voz y después responderás.